TECNOSeguro Magazín Digital

Expertos Informando para tu Seguridad

Jueves, 16 Noviembre 2017

La inteligencia integrada de las nuevas cámaras AUTODOME IP 4000i y 5000i encabeza una nueva era de aplicaciones que van más allá de la seguridad

Hasta ahora, el parámetro de calidad clave para las cámaras de vigilancia ha sido el nivel de detalle, ya que la característica más importante para lograr una alta seguridad era la nitidez ininterrumpida de las imágenes. Es cierto, el personal de seguridad debe ver toda la información relevante con un alto nivel de detalle para reaccionar rápidamente y adoptar la acción adecuada. Pero, ¿qué ocurre si un objeto móvil abandona el campo de visión de la cámara?.

La inteligencia integrada de las nuevas cámaras AUTODOME IP 4000i y 5000i encabeza una nueva era de aplicaciones que van más allá de la seguridad

La respuesta es la familia AUTODOME IP de cámaras con giro, inclinación y zoom (PTZ). Estas cámaras permiten a los usuarios realizar un seguimiento manual de las personas de interés a medida que estas se mueven, incluso rápidamente, más allá del campo de visión de una cámara fija.

Esta posibilidad ilustra el modo en que las nuevas cámaras AUTODOME IP están mejorando la seguridad por video. Lo que abre un nuevo capítulo en el uso de estas cámaras es su análisis de video integrado.

Las nuevas cámaras AUTODOME IP ahora añaden metadatos a todas las imágenes de video capturadas. Estos datos se pueden usar para mejorar la seguridad, alertando automáticamente a los usuarios cuando se cumplen los criterios predefinidos o para otros usos que van más allá de la seguridad. Por ejemplo: el cumplimiento de las normativas de tráfico, el respeto a las zonas de aparcamiento prohibido, la detección de vehículos que conducen en dirección contraria y la provisión de datos de ocupación (el número de vehículos que entra o sale de un garaje) para una gestión de aparcamientos más inteligente y eficiente.

Con la tecnología Essential Video Analytics integrada, las cámaras AUTODOME ‘entienden’ lo que ven. Las cámaras generan metadatos para añadir sentido y estructura a las grabaciones de video, en lugar de limitarse a capturar y almacenar imágenes. No solo detectan objetos, sino que también ofrecen datos relacionados, como tamaño, velocidad, forma, dirección y color. Distinguen automáticamente entre tipos de elementos, como personas, coches, bicicletas, motocicletas o camiones.

La posibilidad de establecer ciertas reglas de alarma, como que alguien se aproxime a una verja o trepe por ella, permite que el personal de seguridad reciba una alerta cuando se activa dicha regla de alarma. Puede incluso configurarse para reconocer cambios en la velocidad (carrera), forma (flexión) o relación de aspecto (caída). Durante la búsqueda de pruebas, los metadatos y la funcionalidad de búsqueda forense permiten encontrar al instante grabaciones relevantes de entre horas de video almacenado.

La cámara AUTODOME IP 4000i está diseñada para uso en interiores. Su discreta carcasa se integra armoniosamente en la decoración del interior. Incluye un control total de giro e inclinación y zoom óptimo de 12x que identifica objetos en movimiento rápido con una resolución de 1080p hasta a 88 metros con 60 imágenes por segundo.

Para aplicaciones en interiores y exteriores con una superficie de vigilancia mayor, está la cámara AUTODOME IP 5000i. Con su zoom óptico de 30x, una resolución de 1080p y video con 60 imágenes por segundo, se pueden identificar objetos en movimiento rápido a una distancia de hasta 190 metros durante el día, incluso en condiciones de difícil iluminación.

Para mayores distancias y en completa oscuridad, existe el modelo AUTODOME IP 5000i IR. Ofrece las mismas prestaciones que la cámara AUTODOME IP 5000i durante el día y, por la noche, identifica objetos hasta 150 metros. Su haz de infrarrojos integrado garantiza una iluminación óptima independientemente del nivel de zoom.

Todas las cámaras AUTODOME IP 4000i y 5000i ofrecen reducción de ruido dinámico y flujos inteligentes, combinados con compresión de video H.265. Según el contenido de la escena, estas características reducen la tasa de bits en hasta un 80%. Ayuda a mantener la tasa de bits en un nivel manejable, a la vez que reduce de forma importante la carga de red y los requisitos (y costes) de almacenamiento sin poner en riesgo la funcionalidad ni la calidad de la imagen.

Artículos relacionados

Solo usuarios registrados pueden realizar comentarios. Inicia sesión o Regístrate.

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.

Sesión