fbpx
TECNOSeguro

El Portal Especializado en Seguridad Electrónica

Lunes, 22 Abril 2019

¿Era posible prevenir el incendio de la Catedral de Notre Dame?

Escrito por 

El incendio en Notre Dame despertó el interés global por los sistemas de detección de incendio para edificios patrimoniales. Desde Bosch un experto ofrece su conocimiento en el área para explicar las posibilidades y limitantes de la instalación de estos sistemas en este tipo de edificaciones.

Foto de Notre Dame, Paris el 15 de abril de 2019 a las 19h17 tomado del Quai de Montebello Foto de Notre Dame, Paris el 15 de abril de 2019 a las 19h17 tomado del Quai de Montebello por Wandrille de Préville, licencia CC 4.0 Internacional

Fuente de imagen: Wikimedia Commons

Una de las noticias de mayor impacto y despliegue durante la semana pasada fue el voraz incendio que consumió gran parte de la estructura del techo de la Catedral de Notre Dame y que causó la caída y desaparición de su icónica aguja. 

Pocos días antes el mundo se asombraba con las noticias de la primera fotografía de un agujero negro y de la implantación de genes del cerebro humano en monos, con resultados, en teoría, positivos. 

Ante estos asombrosos hechos científicos, la pregunta de miles de personas que observaban a través de las redes sociales y por televisión el incendio en Notre Dame fue esta: ¿cómo es posible que gracias a la ciencia y la tecnología sea posible fotografiar agujeros negros pero no evitar el incendio de una catedral con más de 800 años de existencia, con un gran significado cultural e histórico?

Esta pregunta puede ser resultado de una mala interpretación de los alcances y posibilidades de la tecnología. Si bien muchos desarrollos tecnológicos solucionan grandes problemas humanos, la tecnología por sí misma no puede solucionarlo todo ni a toda costa, pues su implementación requiere, en muchas ocasiones, de una serie de condiciones que, si no se dan, complican y hasta imposibiltan la misión.

Un ejemplo muy sencillo para comprenderlo es lo fácil que puede resultar hoy en día hacer una instalación de Internet en una gran ciudad y lo complicado —o incluso imposible— que puede ser hacerlo en zonas rurales. 

En conversación con TECNOSeguro, Iván Paredes, especialista de promoción de la Línea de Detección de Bosch para Latinoamérica, aportó su conocimiento en la materia al análisis de las condiciones técnicas que pudieron favorecer la aparición y desarrollo de este incendio y explicó la incidencia de las condiciones estructurales de este tipo de edificaciones en la implementación de los sistemas contra incendios que se podrían usar.

¿Un edificio patrimonial requiere de un sistema especial de detección de incendios?

 De acuerdo con Paredes, en este tipo de edificaciones es muy difícil planificar la detección o protección contra incendios, por las mismas condiciones estructurales y arquitectónicas bajo las cuales fueron concebidas hace muchos siglos, cuando aún no se pensaba de ninguna forma en una tecnología capaz de hacer alertas tempranas de incendio.

 Notre Dame es un edificio con más de 800 años de existencia, con techos muy altos y de madera —justamente el área en la que apareció y se propagó el incendio— condición que, de entrada, predispone a la edificación a un incendio de gran magnitud, pues se trata de toneladas de madera seca.

Pero una de las más serias dificultades para la instalación de sistemas de detección en esta clase de edificaciones tiene que ver con que las personas dedicadas a su protección y conservación no permiten hacer instalaciones eléctricas por el riesgo de cortos circuitos que podrían producir incendios. 

Por lo que se ha comunicado en los medios, la administración de Notre Dame siempre estuvo en contra de instalar sistemas de detección de incendios en esta zona, ya que los sistemas eléctricos requeridos, aunque son de baja corriente, representaban un gran riesgo.

De acuerdo con Paredes, en Notre Dame no existía un sistema de detección, salvo en algunas áreas comunes, pero no en el techo ni en los áticos. Dado que se desarrollaban trabajos de renovación, la estructura se expuso a un gran riesgo, pues había gente trabajando, andamios, herramientas, luces, sistemas eléctricos, ascensores temporales, etc. Toda una reunión de factores que aumentaron mucho el riesgo de un accidente.

Además, muchas de las áreas del techo estaban cubiertas de plomo para proteger la madera del clima. Un incendio normal puede alcanzar más de 1000 ºC, el plomo se funde a los 327,5 ºC , este incendio combinó llamas muy calientes de madera seca y plomo que se estaba derritiendo y que ayudó a la propagación del incendio, de allí que se haya desarrollado tan rápido.

“Sé que el protocolo de seguridad de un edificio de estos es bastante estricto, lo que se hace casi siempre es combinar la detección automática con detección humana, en Notre Dame había supervisores de incendio encargados de subir tres o cuatro veces al día a revisar el techo, acá hubo un accidente que rebasó la capacidad de reacción de este sistema. Quizás la tecnología actual de detección de incendios no está 100% preparada para atender un edificio tan antiguo”, comenta el ejecutivo de Bosch.

De otro lado, afirma Paredes que la instalación de sistemas de detección de incendios es bastante invasiva, pues es necesario tender cables y tuberías; también, de acuerdo a la normatividad de cada país, el cable debe estar protegido de una cierta manera, todas estas intervenciones requieren de obras civiles que van en contra de los esfuerzos y directrices de conservación.

Otras soluciones como la protección con sprinkles o roceadores automáticos, tampoco era posible en la catedral, pues el peso del sistema, de las tuberías y del agua podría hacer colapsar la estructura.

De otro lado, un sistema de detección inalámbrico no es viable en un edificio tan antiguo, hecho con piedras y grandes maderos. Otras soluciones, como los sensores fotobeam de largo alcance, no son útiles en techos tan altos como el de la Catedral de Notre Dame.

¿Qué soluciones existen hoy en día para proteger esta clase de edificaciones?

“En realidad existen muchas soluciones”, comenta Paredes, “para este tipo de edificaciones se puede usar, por ejemplo, cable sensor; si el ático no es tan alto se puede implementar detección normal, el problema es que la instalación del sistema puede llegar a ser muy invasiva, por la gran altura de la estructura no se podría instalar un sistema inalámbrico, debe ser necesariamente cableado. Para que la estética del lugar no se vea afectada la tubería que lleva el cable debe estar escondida, lo que significa que hay que hacer trabajos muy costosos de renovación, y son costosos porque se necesita mucho más que una empresa integradora que haga la instalación, es necesario tener también arquitectos expertos en esta clase de construcciones, en renovación, en restauración, si por ejemplo se requiere hacer un hueco en la madera para meter un cable adentro es necesario traer a un experto en restauración que guíe la instalación para no dañar el lugar”.

De acuerdo con el ejecutivo de Bosch, para el caso se podrían implementar sistemas de detección de humo por video, sustituir algunas de las cámaras de seguridad — de las cuales sí hay varias instaladas en la catedral— y reemplazarlas por cámaras de detección de llama y humo.

También podría implementarse un sistema híbrido que usara detección normal con sensores de humo en ciertas zonas, en otras zonas detección inalámbrica y cable sensor y, por último, detección de llama por video.

Sin embargo, estas alternativas tampoco son del todo aceptables para arquitectos y conservadores, por los riesgos que representan y por su afectación a la estética del lugar.

Instalaciones de Bosch en edificios patrimoniales

Pese a todo lo dicho, lo cierto es que una gran cantidad de infraestructura de interés histórico y cultural está hoy en día dotada de sistemas de detección de incendios.

Bosch, empresa que provee algunas de las soluciones más avanzadas en la actualidad para esta vertical, atiende, entre muchos otros, al teatro Bolshoi de Moscú, al Edificio del Municipio de Guayaquil, al Museo de la Historia de los Judíos Polacos - POLIN y al Museo Nacional de Chile, “cada una de estas soluciones se ha desarrollado a la medida”, añade Paredes.

“El Palacio Ducal de Venecia está protegido contra incendio por Bosch, allí hay algunas zonas especiales con armas antiguas y trajes de la gente de la época que están cubiertos con un vidrio y tienen detectores de humo, pero en los salones grandes hay detectores fotobeam, cubiertos con pintura dorada para que se mimeticen con la madera dorada del lugar. También en el Palacio de Gobierno de India, en la Residencia del Primer Ministro, instalamos 70 cámaras AVIOTEC, porque ellos no querían detectores de humo ya que el techo está completamente cubierto de oro y no iban a permitirnos ponerlos en un techo de oro”.

En conclusión, la instalación de estos sistemas en edificios patrimoniales es posible desde el punto de vista técnico, sin embargo se tratará siempre de soluciones profesionales y a la medida, por lo que las administraciones y gobiernos deberán evaluar con cuidado su implementación; requerirán más de un análisis y de decisiones que pueden no ser las más adecuadas para la perfecta conservación de los edificios pero que sin duda podrán mantener el patrimonio cultural e histórico a salvo de su desaparición por causa del fuego, como fue el caso con el Museo Nacional de Río en el trágico incendio de septiembre del 2018.

Editora principal de TECNOSeguro, con 10 años de experiencia en escritura y edición de contenidos de tecnología para la web. Aleyda ha trabajado para reconocidas compañías del sector tecnología como la agencia de prensa de Google Colombia, la startup de cursos de marketing y desarrollo web Platzi, entre otras.

Sesión

Suscríbase Gratis a Nuestro Boletín

Manténgase actualizado con las últimas tendencias y tecnologías de la industria de la seguridad en su bandeja de email.