TECNOSeguro

El Portal Especializado en Seguridad Electrónica

Martes, 06 Noviembre 2018

Tarjeta roja para la violencia en el fútbol

Los espectadores involucrados en robos y peleas o vinculados al narcotráfico están impedidos de entrar en el estadio Centenario, en Uruguay, gracias a un sistema de reconocimiento facial. 

Tarjeta roja para la violencia en el fútbol

La seguridad en los estadios durante los partidos es desde hace años un factor crítico y de difícil control para los clubes, fuerzas de seguridad y asociaciones de fútbol. Robos, peleas y narcotráfico son algunos de los inconvenientes más relevantes en Uruguay, y un problema que ha ido alejando al público pacífico y familiar de este espectáculo deportivo.

Por eso, el Ministerio del Interior determinó la instalación de cámaras de seguridad en los estadios y dio un plazo de cuatro meses a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) para su ejecución.  

La solución

Para un monitoreo eficiente de lo que ocurre en los distintos sectores del estadio, que cuenta con capacidad para 63.000 espectadores, el integrador H & O Tecnología Integrada colocó 15 cámaras AXIS Q6055-E en el área de tribunas y palcos, y 41 cámaras AXIS P1365-E en los accesos.

Las cámaras en los accesos se integran al software de Herta Security para hacer el reconocimiento de rostro de los fans. En cada partido que se disputa en el Centenario, el operativo de seguridad recibe alertas automáticas generadas por un entrecruce de datos de personas peligrosas o aquellas que tienen prohibido el acceso, gracias a una lista unificada entre la Asociación Uruguaya de Fútbol, el Ministerio del Interior y los clubes. Esto permite identificar 25 rostros por segundo y tomar las medidas necesarias. El estadio Centenario, en este sentido, es pionero a nivel regional en la utilización de tecnología de reconocimiento facial.

Centro de monitoreo 1

Resultados

Además de impedir el ingreso de personas con historial reciente de violencia en estadios, el nuevo sistema está cambiando el comportamiento de los espectadores de fútbol en Uruguay. De haber tenido hasta 200 detenidos por distintos incidentes en un mismo partido de fútbol, se logró reducir esa cifra a 10 detenidos en promedio por encuentro. Las personas ahora saben que, si pasa algo, habrá pruebas y consecuencias. 

Este nuevo contexto ha favorecido a que las familias con niños y personas mayores, quienes poco a poco se habían ido alejando por sentirse inseguros, vuelvan a disfrutar de los partidos de fútbol.

“Creíamos que sería algo muy complejo, o que tomaría mucho tiempo poder reducir la violencia que se daba en cada partido. Sin embargo, desde un primer momento el sistema de cámaras funcionó a la perfección, permitiendo controlar en los accesos a quienes tenían prohibida la entrada e impidiéndoles el ingreso. Pero lo mejor es que el sistema funciona como una herramienta de prevención, ya que al saberse observado, el público se comporta de manera correcta”, comenta Andrea Lanfranco, secretaria general ejecutiva de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Camaras en campo 2

Problema histórico, respuesta rápida

En Uruguay, el fanatismo por el futbol es enorme. El escenario principal es el Estadio Centenario, un lugar emblemático para este deporte a nivel global: allí se jugó el primer partido en la historia de los mundiales, en el año 1930, cuando Uruguay fue sede y logró coronarse como Campeón del Mundo.

Con el tiempo, ese lugar donde las personas se reunían para disfrutar de un espectáculo de 90 minutos de manera pacífica, fue convirtiéndose también en un punto de encuentro para ciertos grupos e individuos que no tenían precisamente interés en el juego. Eso llevó a que se buscara una solución avanzada de control de acceso por reconocimiento facial.

“Desconocíamos absolutamente cómo funcionaría el proyecto y teníamos la exigencia del Ministerio del Interior de garantizar un entorno seguro para los espectadores y para los deportistas en el Estadio Centenario”, explica Lanfranco.

Con la realización de las pruebas pertinentes, se ejecutó en un tiempo récord de cuatro meses el proyecto completo, que incluye un centro de monitoreo que funciona las 24 horas, los 365 días del año, dentro de las instalaciones del estadio. “Todo esto fue posible gracias al gran esfuerzo realizado por nuestra asociación para afrontar la inversión y, además, contamos con el apoyo de FIFA y CONMEBOL”, agrega Lanfranco.

Germán Ruíz, del integrador H&O Tecnología Integrada, y quien ha asesorado y supervisado a la AUF durante todo el proyecto, comenta: “El plazo en el que debía estar en funcionamiento el sistema de cámaras era de cuatro meses a partir de la resolución que dictó el Ministerio del Interior, con lo cual había que tomar decisiones muy precisas en cada etapa para una óptima implementación y así fue”.

Camara en campo 3

Accesos seguros                                          

Las 15 unidades del modelo AXIS Q6055-E, que visualiza lo que ocurre en las tribunas populares, plateas y palcos, permitieron reducir el número de personal policial in situ. 

Por su turno, las 41 cámaras AXIS P1365-E ubicadas en el sector de acceso logran identificar en tiempo real hasta 25 rostros por segundo. Esto se chequea con una base de datos que se actualiza permanentemente de manera conjunta entre la AUF, los clubes uruguayos, las fuerzas policiales y el Ministerio del Interior. En caso de que se identifique algún sospechoso, desde el centro de monitoreo se notifica instantáneamente al personal de seguridad mediante una alerta para que proceda.

Desde que se anunció que en el lugar funcionaría este tipo de monitoreo, las autoridades notan que el comportamiento de los aficionados ha cambiado de manera favorable. Por esto, actualmente es utilizado principalmente para actuar de manera preventiva en caso de que se detecte a alguna persona o situación sospechosa.

Para Ruíz, “las cámaras elegidas, sumadas al gran rendimiento del software de Herta, permitieron el éxito en los resultados y devolver la tranquilidad en un espectáculo tan masivo y popular en este estadio, uno de los 15 más grandes de toda América”.

Cabe destacar que, además del éxito del proyecto en términos prácticos, esta implementación en el Estadio Centenario recibió el ‘Premio ALAS al mejor Proyecto Privado 2018’, otorgado por la Asociación Latinoamericana de Seguridad, la principal organización que reúne a las compañías de la Industria en América Latina y el Caribe.

Sesión