TECNOSeguro Magazín Digital

Expertos Informando para tu Seguridad

Martes, 15 Diciembre 2020

Paneles AVENAR de Bosch, máxima confiabilidad para detección de incendios

Escrito por  Jeisson Oliveros

Todas las referencias de los paneles AVENAR integran dos aisladores de cortocircuito, lo que permite a los diseñadores proponer sistemas clasificados como Clase X sin preocuparse por el aumento en costos ni su traslado al usuario final.

Paneles AVENAR de Bosch, máxima confiabilidad para detección de incendios Fuente: Bosch

A través de los años hemos visto la evolución de los sistemas de detección de incendios: desde los detectores iónicos y la tecnología de lazo convencional hasta los nuevos sensores multicriterio inteligentes, opciones de conectividad inalámbrica, paneles conectados a la nube, entre otros desarrollos.

Estos avances se han caracterizado por buscar un grado cada vez mayor veracidad y velocidad en los procesos de detección, atendiendo a que de estos dos factores dependerá la prontitud de la notificación y la efectividad de la evacuación.

Sin embargo, también es muy importante la confiabilidad del sistema mismo, pues de nada serviría un sistema inteligente de detección y notificación con una alta vulnerabilidad frente a una falla. 

El compromiso entre funcionalidad y confiabilidad siempre ha representado un desafío para los fabricantes, diseñadores e instaladores de sistemas de detección de incendio.

¿A qué se deben las fallas en los sistemas de detección de incendios?

Se ha determinado que estas tienen su origen —principalmente— en los lazos de detección. Conocidos comúnmente como SLC (siglas en inglés para Signaling Line Circuit), son los elementos principales en la operación de un sistema de detección direccionable. 

Se trata de un cableado de dos hilos, uno positivo y otro negativo, que conecta al panel de control con los periféricos de detección y control (sensores de humo, estaciones manuales, módulos I/O, entre otros). 

A través de este par de conductores se envían el voltaje de alimentación y los datos de comunicación bidireccional entre el panel y los mencionados periféricos.

El cableado de los SLC puede dividirse en dos categorías principales: Clase A y Clase B. La Clase A consta de un par de conductores que conectan al último dispositivo de regreso hasta el panel conformando un circuito o lazo cerrado, esta característica ofrece robustez al sistema frente a condiciones de apertura de cableado.

¿La solución son los aisladores? 

Por su parte, para mantener la operación de un circuito detección frente a una condición de corto circuito, se introdujo hace ya bastante tiempo el concepto de aisladores, una idea con especial impacto en los sistemas direccionables en los que, a diferencia de los sistemas convencionales, se pueden tener cientos de dispositivos sobre un mismo recorrido para abarcar grandes distancias, con lo que se incrementa la cantidad de potenciales amenazas a la operación normal del sistema.

Idealmente, esta solución de aisladores requiere de la inclusión de dos aisladores por cada dispositivo de lazo, uno a cada lado de él, una disposición que ha sido definida por NFPA 72 como una vía Clase X, aquella en la que la capacidad operativa continúa al producirse un único cortocircuito y donde dicha única falla de cortocircuito debe derivar en el aviso de una señal de falla.

En el proceso de especificación de un proyecto y, en particular, de la definición del tipo de cableado a utilizar, los diseñadores suelen consideran el número de dispositivos conectados al lazo, la proporción de detección que se perdería durante una condición de falla y el impacto que esta pérdida tendría en la protección de la vida humana y la propiedad

Lo mejor sería trabajar con una clasificación de cableado Clase X pero, a pesar de sus evidentes ventajas, no es la decisión más común, considerando los gastos extra que implica para el proyecto, ya que para un lazo de 150 dispositivos, por ejemplo, se requerirán unos 300 módulos aisladores.

Bosch Detección de Incendios alarma 01 

Paneles AVENAR de Bosch al rescate

La nueva línea de paneles de incendio AVENAR de Bosch está diseñada para hacer frente a estos desafíos de los sistemas de detección de incendios.

Estos tienen una ventaja muy interesante: cada uno de los dispositivos de lazo, llámese detector de humo, estación manual, módulo de monitoreo, etc., cuenta con dos aisladores de cortocircuito incorporados, lo que permite a los diseñadores proponer sistemas clasificados como Clase X sin preocuparse por el incremento en costos, ya que están incorporados en todas las referencias de los paneles AVENAR, sin que se traslade ningún costo extra al usuario. 

Y las ventajas no son solo para los diseñadores. El personal técnico encargado de la instalación también podrá percibir un gran beneficio, pues gracias al uso de estos aisladores incorporados es muy fácil determinar desde el software de programación en dónde ha habido un corto circuito o una inversión de polaridad dentro del lazo, con un importante ahorro de tiempo ya que no es necesario inspeccionar todo el recorrido del cableado para encontrar el origen del problema.

Si busca más información sobre estas soluciones contáctenos y lo comunicaremos con ejecutivos de Bosch. 

Solo usuarios registrados pueden realizar comentarios. Inicia sesión o Regístrate.

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.

Sesión