TECNOSeguro Magazín Digital

Expertos Informando para tu Seguridad

Miércoles, 09 Diciembre 2020

Así fue la experiencia de Tyco security solutions con la realización de eventos virtuales en el 2020

Escrito por 

El Departamento de Marketing de Tyco security solutions atendió y superó los desafíos de este 1er. año de la pandemia en la región, prueba de ello fue su rápida reacción a las necesidades en un aspecto crítico del negocio: el relacionamiento con sus asociados. ¿Qué viene para el 2021?

Así fue la experiencia de Tyco security solutions con la realización de eventos virtuales en el 2020 Derechos de autor: TECNOSeguro

Ad portas del 2021 Tyco security solutions prepara sus estrategias de acercamiento y relacionamiento con sus asociados, después de un año 2020 en el que, debido a la pandemia, la compañía debió organizar, en tiempo récord, un sinnúmero de eventos virtuales (webinars, entrenamientos y certificaciones para sus distintas líneas de productos y soluciones), así como participar en reuniones sectoriales organizadas por medios de comunicación.

De allí que los planes para el próximo año se centren en integrar los eventos virtuales como un componente más de sus estrategias y en profesionalizarlos: “En este momento nos encontramos analizando y planeando qué eventos virtuales realizaremos en el 2021, así como las mejores plataformas y herramientas tecnológicas que nos permitan alcanzar el mayor grado de efectividad e impacto con ellos”, comenta Ariel Levinson, Senior Manager of Regional Marketing Communication, Latin America & Brazil, de Tyco security solutions.

En conversación con TECNOSeguro, Levinson nos compartió algunas de las conclusiones que le ha dejado la experiencia de afrontar, de forma tan abrupta, los retos de nuevas experiencias de relacionamiento con sus clientes, mediadas por Internet, y de re-diseñar estrategias que estaban planeadas con anterioridad (es decir, desde el 2019) para este año. 

Diferencias fundamentales entre eventos virtuales y eventos presenciales

Ariel Levinson 280x350Ariel Levinson

De acuerdo con Levinson, la profesionalización de los eventos virtuales del sector (ferias, capacitaciones, lanzamientos, etc.) debe comenzar por entender que tanto la audiencia como los contenidos y la forma de presentarlos son muy distintos en el mundo virtual y en el presencial. 

“Las personas tienen una predisposición, un grado de concentración y enganche distinto cuando están sentadas frente a un monitor o su computadora, desde su casa —considerando que mucha gente está ahora trabajando desde sus hogares más que en oficinas— que estando en un salón o sala de reuniones. Como consecuencia, los contenidos deben ser más atractivos y en cierta manera “entretenidos” para el espectador, para así lograr atraparlo, “engancharlo” con lo que se le presente y así mantener su interés”, comenta.

Añade que la experiencia de los eventos virtuales, en especial en momentos en que tantas personas con cargos ejecutivos trabajan desde sus casas, se ve afectada por múltiples distractores: demandas urgentes o llamados de su propio trabajo, la presencia de los hijos en casa, las mascotas, etc., pues en muchos casos las personas no tienen un espacio aislado del resto del hogar —un estudio o área apartada y tranquila— y su nivel de atención no es el mismo que cuando acuden a un recinto con la intención expresa de destinar su tiempo y su atención al mismo. 

Sin embargo, también hay una buena cantidad de ventajas de los eventos virtuales —además de la obvia: permitir el contacto en una época en la que los eventos masivos no son seguros para los asistentes—; estas son, de acuerdo con Levinson, algunas de ellas: “Es infinitamente más económico montar un evento o presentación virtual. Respecto a participar en un tradeshow, las diferencias son abismales en relación a lo que significa montar un stand, trasladar equipos, personal, pagar tiquetes aéreos, viáticos, etc., y en un evento normal, como por ejemplo un lanzamiento con medios locales, el alquiler de un salón, los servicios de catering, etc.”. 

También menciona la posibilidad que ofrecen los eventos virtuales de que participe mucha más gente de la que lo haría en un evento presencial, ya que no hay límite de capacidad en un salón o auditórium, los participantes no deben pensar en gastos de traslados ni de hoteles, ni en la necesidad de ocupar incluso varios días para concurrir, además, en los casos en que los eventos son de pago, el costo de ingreso es también menor.

Para finalizar, cuando le preguntamos a Ariel Levinson por la conveniencia de mantener el modelo de los eventos virtuales a futuro, aún cuando se superen las contingencias de la pandemia, comentó que “En lo personal, creo que vamos hacia un modelo híbrido en el que convivirán los eventos presenciales con los virtuales aún cuando finalice la pandemia. Los eventos más importantes seguirán siendo presenciales porque es difícil reemplazar la relación, el diálogo y el lenguaje no verbal que se establece en el “cara a cara”, entre el exhibidor o presentador y el visitante o asistente. Pero habrá eventos que por sus características propias, así como por cuestiones de costos y de llegada a una mayor audiencia, justifiquen realizarlos preferiblemente de manera virtual”.

Solo usuarios registrados pueden realizar comentarios. Inicia sesión o Regístrate.

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.

Sesión