TECNOSeguro

El Portal Especializado en Seguridad Electrónica

Jueves, 24 Mayo 2018

¿Las elecciones presidenciales en América Latina afectarán el negocio de la seguridad electrónica?

Escrito por  Aleyda Rodríguez

El 2018 presenta un panorama político agitado para América Latina: se aproximan las elecciones presidenciales en tres de los veinte países de la región, y Paraguay y Costa Rica celebraron sus comicios en los meses anteriores. ¿Cómo influye esta convulsionada agenda electoral en el mercado de la seguridad electrónica en la región? Ejecutivos de las más destacadas compañías nos aportaron su punto de vista al respecto desde Expo Seguridad México. 

¿Las elecciones presidenciales en América Latina afectarán el negocio de la seguridad electrónica? Derechos de autor: Bizoon /123RF Foto de archivo

Costa Rica y Paraguay acaban de elegir nuevo mandatario presidencial, mientras que en la lista de espera de cambio de gobernante para el 2018 están Colombia, cuyas elecciones se celebrarán el 27 de mayo; México, el 1 de julio; y Brasil, durante el mes de octubre.

Para analizar el impacto que tiene esta agenda electoral de la región en el negocio de la seguridad electrónica, es necesario partir de una incontrovertible verdad: el enorme potencial de desarrollo en América Latina, debido, tristemente, a sus altos índices de inseguridad.

Así lo señala Xavier Miota, director internacional de Ventas de Neural Labs, quien en el marco de Expo Seguridad México 2018 dijo al respecto: “La seguridad es algo que les interesa a todos los gobiernos; Latinoamérica es inseguro así que tenemos mucho campo y ellos (los gobiernos) mucha voluntad de probar nuevos sistemas para mejorar la situación. Los cambios de gobierno significan nuevos proyectos, nuevos desafíos en vigilancia ciudadana, de vehículos y lucha contra el fraude, que es también un gran problema en América Latina”.

Y es que muchas de las ciudades de la región se cuentan como algunas de las más inseguras del planeta, así lo reporta un reciente informe de la BBC, de acuerdo con el cual 42 de las 50 ciudades más peligrosas del mundo están en América Latina, además “los ciudadanos registran una alta sensación de inseguridad. Ocho de los diez países más violentos del mundo fuera de zonas de guerra están en esta región. Una de cada 4 personas asesinadas cada año es brasileña, colombiana, mexicana o venezolana”, de acuerdo con el documento El auge de la seguridad ciudadana en América Latina y el Caribe, de 2017.

Por esta razón, durante los últimos años ha existido un creciente interés de los gobiernos por monitorear el espacio público mediante cámaras y circuitos cerrados de televisión, como una opción para controlar y prevenir la criminalidad, con resultados que han demostrado tener éxito en la reducción del delito.

Además, al rubro de seguridad se destinan en la región importantes partidas presupuestales: se estima que se invierte el 4.5 del PIB en seguridad, de acuerdo con información del BID.

Más recientemente, el auge de las ciudades inteligentes, los sistemas masivos de transporte que requieren de automatización y vigilancia, los sistemas de tránsito y los espectáculos masivos, han abierto muchas más perspectivas de desarrollo del negocio en integración con los gobiernos locales.

Así que desde el punto de vista de las oportunidades, América Latina representa una enorme cantidad de desafíos técnicos que ya están siendo asumidos por buena parte de las empresas líderes de la región. Sin embargo, la incertidumbre creada por los cambios de gobierno tiene un impacto coyuntural en los niveles de ventas.

“Los gobiernos de América Latina son grandes compradores, los que dirigen los megaproyectos de seguridad donde hay grandes necesidades. Indudablemente las elecciones en la región afectan nuestro negocio desde dos puntos de vista: en primer lugar, en épocas electorales se limita mucho la contratación o ejecución de proyectos, países como Colombia incluso tienen leyes que impiden la contratación con el gobierno dentro de cierto período de tiempo previo a las elecciones.  El otro factor que influye es el temor que siempre se crea ante un cambio de gobierno. En América Latina, en particular, el tema político no es sencillo, nuevos gobiernos significan incertidumbre e inestabilidad, así como nuevas formas de destinación de los recursos nacionales, cambios de decisiones en las estrategias de inversión de las multinacionales. El temor ante estos cambios hace que la gente se abstenga, al menos durante un tiempo, de hacer esta clase de inversiones en seguridad”, comenta Fernando Cuartas, director general del Grupo Solutec

Sin embargo, este freno coyuntural a la inversión desde los gobiernos se ve amortiguado por la constante necesidad, también desde el sector privado, de mantener la seguridad de sus negocios. Al respecto, Samuel Rivera, gerente para la zona norte de México de ISTC, comenta: “Gane quien gane tenemos que mantener la seguridad en los edificios y los condominios, no podemos parar, tenemos que reaccionar más rápido, ser más proactivos, la seguridad tiene que darse en todo momento; independientemente de quien gane las elecciones la seguridad no puede parar”.

Por su parte, Antonio Garrido,  Business Development Manager de VIVOTEK México, destaca el papel de las otras verticales del negocio en la sostenibilidad de la compañía durante períodos electorales: “La verdad es que no podemos tapar el sol con un dedo, el panorama electoral nos afecta, pero afortunadamente el negocio de la seguridad se divide en verticales; la que se frena por las elecciones es la de videovigilancia ciudadana, sin embargo tenemos otros productos para otras verticales como retail y transporte. En Q1 tuvimos un crecimiento del 60% respecto al año pasado, aún en un año con elecciones presidenciales, nos hemos apoyado en las soluciones de otras verticales”.

En general, las compañías de la región, que también se hicieron presentes en Expo Seguridad México 2018, se muestran optimistas frente a la temporada electoral y piensan que aunque habrá un impacto coyuntural en el nivel de ventas, este se verá subsanado posteriormente con nuevos proyectos gubernamentales y con la reanudación de algunos previamente aprobados o en ejecución durante los anteriores gobiernos. Este optimismo se deriva de la certeza de que las soluciones de seguridad para las ciudades son una necesidad constante para las autoridades locales y, en esa medida, las elecciones presidenciales representarán apenas un freno temporal a la ejecución de sus proyectos.

En esta visión coinciden Miguel Arragaña, director de preventa de Hikvision en México; Salvador Landin, director comercial de la Línea de Intrusión de Johnson Controls; Pilar Gómez, vicepresidenta de Soluciones de Seguridad para Latinoamérica de Anixter; y Brenda Estrada, Manager Channel Marketing para México y Latinoamérica de Seagate Technology, quien resume esta postura de esta manera: “Una elección presidencial, un cambio de gobierno, puede afectar los negocios, pero creo que ahora mismo estamos muy bien establecidos con nuestra red de distribución, con la forma en que desarrollamos nuestros productos, entonces creo que en Seagate no nos veremos muy afectados, salvo por situaciones como la fluctuación del tipo de cambio, que en todo caso suele ocurrir en toda elección presidencial, esto puede afectar nuestros precios, pero además de esto no creo que se presenten mayores problemas”.

Sesión