TECNOSeguro

Expertos Informando para tu Seguridad

Viernes, 24 Junio 2016

¿Cómo controlar accesos en condominios campestres?

Desde hace dos o tres décadas comenzaron a aparecer los condominios campestres en Colombia. Pero es en los últimos años cuando realmente se convirtieron en una opción habitacional muy estimada entre los estratos socioeconómicos más elevados.

¿Cómo controlar accesos en condominios campestres?

Generalmente se ubican en las afueras de las grandes ciudades, a veces a distancias considerables de estas. En últimas, se trata de unidades habitacionales que incorporan características urbanas y rurales al mismo tiempo. Esto las convierte en verdaderos desafíos para la seguridad.

Casi siempre están ubicados en terrenos abiertos y extensos, que incluyen zonas privadas y áreas colectivas. Todas estas características configuran condiciones sui generis para el diseño de los esquemas de protección. Por eso merecen un tratamiento especial en el que muchas variables deben ser tomadas en cuenta.

Los principales desafíos de los condominios campestres

El primer gran reto para garantizar la seguridad en un condominio campestre es el hecho de que este tipo de construcciones se ubican en terrenos muy extensos. A veces abarcan hasta más de cien hectáreas. Por lo tanto, el área a controlar es significativamente superior al de otro tipo de unidades habitacionales.

A esto se suma el hecho de que, en general, no poseen entradas y salidas únicas. Se puede acceder a pie, en automóvil, motocicleta o bicicleta, por diferentes puntos.

Esto no sería problema si no fuera porque este tipo de copropiedades no tienen un adecuado cerramiento perimetral, en muchas ocasiones. Muchas de ellas están al lado de grandes fincas, separadas apenas por una barrera artesanal como un pequeño muro de piedra. A veces hay cercas de alambre de púas, con postes de madera entre sí. Esto, por supuesto, hace que los accesos estén lejos de ser infranqueables. Todo lo contrario: en muchos casos acceder al área del condominio es una tarea absolutamente simple.

A veces no se toma en cuenta que la ubicación de estos condominios coincide con la de muchos vecindarios inseguros. La tierra suele tener un costo más bajo en las afueras de la ciudad; también existe menos control de las autoridades para los asentamientos ilegales. Así que no es raro encontrar que estos condominios campestres sean muy próximos a barriadas inseguras, lo cual aumenta la urgencia de protección profesional.

Para completar, es frecuente que en los terrenos ocupados por los condominios campestres haya iluminación deficiente. Esto se debe a que se trata de zonas relativamente apartadas. Además, en el campo solo se iluminan las casas y los caminos, de modo que siempre quedarán áreas extensas completamente a oscuras.

De esto también se desprende que haya una enorme dificultad para instalar sistemas de CCTV, dado que no es nada sencillo tender ductos y cables para garantizar su funcionamiento. Además, estos sistemas de videovigilancia no resultan muy confiables, precisamente porque las condiciones de luz no facilitan la obtención de imágenes con suficiente calidad.

Estos, entre otros factores, hacen que la seguridad en los condominios campestres demande diseños muy particulares, que se adapten a estas difíciles condiciones.

¿Cómo garantizar seguridad en los condominios campestres?

Los condominios campestres exigen que se implemente un esquema de seguridad que incluya cuatro componentes bien estructurados: seguridad de acceso, seguridad interior, seguridad industrial e higiene y seguridad de obra.

Dentro de estos elementos el más importante es, sin duda, el control de acceso. De este dependen los demás componentes. Es también la razón de ser de los condominios, que nacieron como alternativa habitacional precisamente para resguardarse de los intrusos y los extraños.

Es muy importante que la portería deje de ser un espacio simbólico y se convierta en un centro eficiente para el control de la seguridad. Por eso resulta crucial que las entradas y salidas de personas y de vehículos se concentren en puntos muy específicos, completamente identificables y dotados con la capacidad para actuar como un verdadero filtro.

Para ello es necesario que se haga un cierre perimetral eficiente. Se deben aprovechar las barreras naturales como lagos, arroyos o matorrales. Al mismo tiempo, es necesario identificar los puntos vulnerables y aplicar medidas de control allí. De este modo, se restringe el ingreso a la propiedad y se pueden ofrecer verdaderas garantías.

GINGER ENTERPRISES desarrolló una plataforma web comunitaria para el control de acceso, de altísima confiabilidad. Se trata de SUPERACCESS, un (ACaaS ) servicio que emplea las últimas tecnologías para controlar de manera rigurosa la entrada y salida de vehículos y personas. Contribuye de manera eficiente a gestionar cualquier tipo de barrera física, de modo que sea prácticamente infranqueable.

De los condominios campestres entran y salen los residentes, familiares, visitantes, mensajeros, domiciliarios y empleados. No es raro que en estas áreas se realicen obras de construcción con relativa frecuencia. Así que a todos los anteriores hay que sumar a los obreros, contratistas y todo el personal que lleva a cabo esos adecuamientos. Si un intruso logra infiltrarse entre alguno de esos grupos de personas, las consecuencias pueden ser graves. No solo una, sino todas las propiedades quedan en riesgo. También las personas que están allí y todos los bienes que se encuentren en el área. De ahí que contar con un control de acceso eficiente sea el eje de la seguridad en los condominios campestres.

Lo ideal es contar con un sistema inteligente de control de acceso, que establezca diferentes perfiles de gestión. La solución SUPERACCESS funciona a partir de esa lógica. Gracias al uso de tecnologías de punta, aplica un sistema de pre autorización para quienes ingresan en la propiedad, de modo que la validación del ingreso se realiza rápidamente y con el más alto grado de confianza.

No se debe perder de vista que también es muy importante mejorar la iluminación del lugar, especialmente en las zonas próximas a las casas y a las vías. Así mismo, resulta conveniente que se instalen alarmas autónomas contra robo en las casas. Estos sistemas, por supuesto, deben estar monitoreados a distancia y, sobretodo, garantizar una reacción rápida y eficaz frente a cualquier eventualidad.

Los criminales siempre hacen una evaluación de costo/beneficio antes de emprender algún ilícito. De ahí que cuando encuentran un sistema de seguridad compacto y bien establecido, es difícil que se arriesguen a llevar a cabo una acción delictiva.

En cualquier caso, independientemente de los medios que se usen, nunca se debe subestimar el poder de la comunidad para garantizar la seguridad en un determinado sector. Si los copropietarios están al tanto de las posibles amenazas y cooperan con los sistemas de seguridad, hay una alta probabilidad de que no sean víctimas de los criminales. Mucho más en los condominios campestres, que por sí mismos son una comunidad con rasgos análogos que busca protegerse y proteger sus bienes de la inseguridad.

Solo usuarios registrados pueden realizar comentarios. Inicia sesión o Regístrate.

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.

Sesión