TECNOSeguro

Expertos Informando para tu Seguridad

Domingo, 21 Agosto 2011

Nube, la nueva opción para la videovigilancia

Internacional. El almacenamiento de videovigilancia representado en los últimos años por los VHS, DVR, NVR, entre otros servidores de almacenamiento y las soluciones IP,  se está enfrentando hoy día a una nueva transformación.

Nube, la nueva opción para la videovigilancia

En España, por ejemplo, según un reciente estudio de la consultora IDC, el Cloud Computing o Nube ha dejado de ser un fenómeno para convertirse en una realidad, y a pesar de que surgen informes que indican que aún existen estrategias cloud poco definidas, las previsiones hablan de que este mercado en ese país crecerá un 42% en 2011.

NubeDe la misma manera, de acuerdo con el informe “IDC Latin America Semiannual IT Services Tracker, 2010”, publicado también por IDC, durante 2011 el mercado latinoamericano de servicios de TI alcanzará un valor de US$ 22.400 millones. Por un lado, la modernización de aplicaciones legacy abarca cada vez más soluciones, y por otro, el aumento de la virtualización, consolidación y optimización de Datacenters está abriendo camino a la adopción de Cloud Computing como modelo de negocios.
 
¿Sería posible argumentar que la videovigilancia está sacando partido de este nuevo modelo de almacenamiento? Según la consultora, por haber superado las limitaciones de los despliegues CCTV y dar el salto al mundo digital, la videoconferencia IP tiene los ingredientes para aprovecha las ventajas de este modelo ya sea como cloud pública, en la que la velocidad de fotogramas de video es menor pero permite el almacenamiento de copias de seguridad con el ancho de banda disponible, o  en la cloud privada, en la que los usuarios deben asumir el costo para administrarla, pero que facilita la virtualización de servidores, la monitorización de recursos en tiempo real y la automatización de aprovisionamiento del servicio.
 
No obstante, uno de los mayores temores sigue siendo la seguridad. Actualmente, existen mecanismos para solucionar estos problemas que vienen desde la seguridad perimetral de última generación hasta los nuevos sistemas de encriptación AES 128 bit y los  rigusosos acuerdos de nivel de servicio (SLAs) con los respectivos proveedores de servicios cloud.
 
Así una solución basada en nube se estaría convirtiendo en una alternativa atractiva para los clientes empresariales, porque además de sus servicios, las empresas minimizarían gastos representados en ahorros de energía, refrigeración y los costos de gestión de sus propios centros de datos. De esta manera, el sector público, el transporte y los bancos serían según IDC, los early-adopters de cloud por su uso intensivo de videovigilancia IP.
 
Para William Rhodes, analista de mercado, la mayoría de los clientes empresariales almacenan datos de videovigilancia, a una frecuencia máxima de imagen, durante 30, 60 ó 90 días. Sin embargo, “segmentos como la farmacéutica requieren el almacenamiento de hasta cinco años, aunque a una velocidad inferior. Para ellos una solución nube pública podría ser la respuesta”. No obstante, la otra opción es la nube privada porque a pesar del costo, “los usuarios tendrán un mayor control sobre las políticas de seguridad y flexibilidad del sistema", agregó Rhodes.

Solo usuarios registrados pueden realizar comentarios. Inicia sesión o Regístrate.

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.

Sesión