TECNOSeguro

Expertos Informando para tu Seguridad

Viernes, 18 Agosto 2017

Gestión de datos en salas de control de trabajo distribuido entra en una nueva era

Escrito por  Juan Carlos Chávez, director de Christie en América Latina

Las necesidades cada vez mayores de las salas de control de hoy en entornos de seguridad y vigilancia convierten la distribución de datos en un asunto complejo y en constante evolución. Se trata de una preocupación que afecta especialmente a las salas de control que albergan equipos con operadores distribuidos en diferentes ubicaciones en uno o varios edificios, y en una sola población o separados geográficamente.

Gestión de datos en salas de control de trabajo distribuido entra en una nueva era 

El desafío no está únicamente en recolectar y gestionar datos procedentes de gran cantidad de fuentes, sino también en compartir datos entre lugares distintos de forma que sea posible trabajar de manera colaborativa en torno a la misma información.

¿Cómo consigue una sala de control recibir datos originados en todo tipo de formatos y desde múltiples fuentes para servírselos después con facilidad y eficacia, y en un formato de fácil manejo— a operadores situados en diversos emplazamientos? El presente artículo describe los cambios experimentados en la actualidad por fuentes, señales y redes audiovisuales, así como la necesidad de adaptar los sistemas a esos cambios.

Recogida y control de datos

Los datos se originan en formatos diversos. Pueden llegar directamente por cable usando una señal continua, o ser accesibles dentro de una red mediante distintos protocolos de aplicación. Últimamente hay una demanda creciente no sólo de acceder de forma sencilla al visionado de fuentes multimedia y de red, sino también de gestionar el contenido en el display mismo y usando un teclado y un ratón. Pasamos a repasar fuentes de contenido de uso habitual a tener en cuenta a la hora de fijar las necesidades de distribución, control y presentación de datos en una sala de control.

Fuentes audiovisuales

El video es una fuente habitual de datos, pero también el audio puede resultar útil a los operadores. La introducción del video 4K o de la definición ultraalta (UHD) ha incrementado la resolución de esas fuentes audiovisuales, siendo posible ahora aceptar contenido fuente en resoluciones de hasta 3840 x 2160 para presentaciones en displays de sala de control.

Fuentes de Red

Las herramientas de software de captura de escritorio ofrecen un método económico para transportar y controlar fuentes de datos o gráficos de movimiento lento en una red ya existente. Los protocolos habituales de captura de pantalla están disponibles en aplicaciones de código abierto, aplicaciones de software en red y sistemas operativos de uso generalizado. Son también compatibles con el control mediante teclado y ratón de la máquina fuente.

El recurso a cámaras IP ha proliferado también en muchas aplicaciones, sobre todo en las de seguridad y vigilancia. El estándar de compresión H.264 es omnipresente en cámaras IP, codificadores AV y sistemas IPTV. Los procesadores de video deben ser adaptables al uso de protocolos habituales y de plataformas de envío y difusión unicast o multicast. Los sistemas para decodificar cámaras IP deben asimismo ofrecer la posibilidad de hacer interfaz eficazmente con miles de cámaras o de seleccionar contenido desde ellas.

Necesidades de sistema para la sala de control de hoy

Además de los distintos tipos de fuentes, las necesidades de escalabilidad, seguridad, integración y facilidad de uso influyen también en el diseño del sistema.

Empresas y organismos que manejan procesos de alto valor, servicios esenciales o de seguridad pública suelen distribuir datos a un gran número de departamentos, estableciendo colaboración en tiempo real entre diferentes oficinas, edificios o campus, o salvando grandes distancias geográficas. A veces se precisa presentar datos compartidos en uno o muchos videowalls para dar apoyo a distintas funciones organizativas, o en displays de digital signage repartidos por la empresa, facultad u organización.

Las redes IP constituyen una plataforma atractiva para distribuir fuentes de datos AV en operaciones de sala de control. En una organización, las redes llegan a todas partes, pero algunos segmentos de la red pueden estar protegidos por firewalls y aplicaciones de seguridad, o restringidos para su uso en transporte unicast en lugar de multicast, popular en aplicaciones de distribución. Un sistema que transporte video y audio por una red en tiempo real debe proporcionar escalabilidad al transportar contenido a un gran número de displays y operadores finales, extendiéndola también a lo largo de segmentos que presenten restricciones más sofisticadas al transporte, como el encriptado o el transporte realizado únicamente por unicast.

Para que un sistema de control de sala sea integrado, de fácil uso, flexible, escalable y seguro, ha de cumplir los siguientes requisitos:

  • Ser compatible con formatos múltiples de video, audio y control.
    Juan Carlos Chavez-director-Christie-America Latina Juan Carlos Chávez, director de Christie en América Latina 
  • Ofrecer posibilidad de establecer interfaz con servidores de aplicación basados en red o aplicaciones de captura de escritorio.
  • Ser ampliable con el paso del tiempo, o poder ir gestionando más fuentes y displays, o transmitir datos a nuevas ubicaciones.
  • Poseer un método eficiente para distribuir contenido a displays y ubicaciones.
  • Tener una configuración e interfaz de control fáciles de usar.

Sesión