TECNOSeguro Magazín Digital

Expertos Informando para tu Seguridad

Jueves, 03 Diciembre 2020

Estudio de Bosch demuestra el impacto positivo de los programas de capacitación y entrenamiento

¿Qué tan rentable es mantener un intenso programa de capacitaciones en la compañías instaladoras e integradoras de seguridad electrónica? Un reciente análisis de Bosch arroja cifras muy esclarecedoras al respecto. Consúltelas y tome las mejores decisiones corporativas.

Estudio de Bosch demuestra el impacto positivo de los programas de capacitación y entrenamiento Fuente: Bosch

Una de las estrategias más reconocidas en el sector de la seguridad electrónica de parte de fabricantes y distribuidores, es ofrecer capacitaciones y entrenamientos al personal del área técnica de las compañías integradoras, encargadas de implementar y poner en funcionamiento las soluciones elegidas o requeridas por los clientes. Pero, a ciencia cierta, ¿cuál es el impacto de esta estrategia en las organizaciones? 

En un reciente informe, basado en estudios desarrollados por Bosch en su centro de formación en Fairport, Nueva York, EE.UU., durante 2018 y 2019, con el concurso de instaladores de seguridad o técnicos con varios años de experiencia, se presentan datos que demuestran el impacto positivo de los programas de capacitación en el rendimiento operacional, la ocurrencia de incidentes y las solicitudes en los servicios de atención al cliente.

¿Cuales son los resultados concretos de este estudio? Las capacitaciones técnicas reportan estos importantes beneficios en las empresas, de acuerdo con este estudio de Bosch:

  1. El personal capacitado trabaja un 60 % más rápido que el personal que no ha recibido entrenamiento
  2. Cuando se trabaja con personal capacitado hay una reducción de hasta 97 % en la ocurrencia de incidentes que retrasan la instalación
  3. Cuando se trabaja con personal capacitado los llamados al soporte técnico se reducen hasta en un 82 %

Examinemos cada uno de estos puntos con un poco más de detalle: 

60% más eficiente

Las investigaciones desarrolladas por Bosch demostraron que los especialistas capacitados trabajaron en promedio hasta un 60% más rápido al instalar un sistema de cámaras y alarmas de intrusión

¿Cómo se obtuvieron estos datos? Comparando dos grupos de técnicos: un grupo entrenado en Bosch Academy y otro sin entrenamiento.

Los ingenieros no capacitados necesitaron un promedio de 5 horas con 25 minutos para instalar un sistema de cámaras, mientras que el tiempo promedio para los participantes entrenados fue de 1 hora con 41 minutos, es decir, una reducción del 69% en el tiempo de instalación

En relación a los sistemas de intrusión, los técnicos capacitados fueron un 50% más rápidos.

97% menos incidentes e imprevistos

Es decir, una reducción en los contratiempos: al instalar una solución de videovigilancia, los especialistas capacitados obtuvieron en promedio sólo 0,4 errores importantes, a diferencia de sus colegas no entrenados que cometieron 6 errores. 

Resultados similares se alcanzaron en los sistemas de intrusión, donde los ingenieros capacitados no cometieron ninguna equivocación.

82% menos llamados al soporte técnico

Un especialista no capacitado requirió en promedio 4 llamados al instalar una solución de intrusión, mientras que el participante entrenado solo necesito 0.7. 

Cifras similares se obtuvieron con los sistemas de cámaras: aquellos que no recibieron capacitación necesitaron 7 llamados en promedio, pero quienes la obtuvieron solo realizaron 1,3. Esto resultó en una reducción del 82% en la necesidad de asistencia.

Más allá de los datos provistos por este estudio, es importante que las compañías integradoras e instaladoras entiendan la necesidad de que su personal se capacite de forma constante, en cada uno de los nuevos desarrollos del sector —y muy a menudo hay nuevos lanzamientos— pues esto representa más y mejores oportunidades de negocio para sus compañías.

Por esta razón, es importante que los directivos mantengan una comunicación directa y fluida con los departamentos encargados de los programas de capacitación y entrenamiento de fabricantes y distribuidores, y que enrolen a sus técnicos para que aprendan todo lo necesario acerca del funcionamiento y la adecuada instalación de las soluciones, tanto de vanguardia, como de las más tradicionales, y así poder servir de forma ágil y calificada los requerimientos de sus antiguos clientes, así como de los nuevos, pues en este sector, tan involucrado con la tecnología, es imperativo estar a la vanguardia para así poder acceder a las mejores oportunidades de negocio del mercado. 

Solo usuarios registrados pueden realizar comentarios. Inicia sesión o Regístrate.

Los comentarios serán moderados antes de ser publicados.

Sesión