TECNOSeguro

El Portal Especializado en Seguridad Electrónica

Sábado, 04 Junio 2016

Súper Híbrido: El poder del diagnóstico remoto

Hasta hace una década, la tecnología de detección de intrusión cableada dominaba las instalaciones de seguridad en el mercado. Con la introducción de los modernos sistemas inalámbricos en los últimos años, ahora es posible implementar cada vez más instalaciones con detectores inalámbricos, especialmente en el segmento residencial.

Súper Híbrido: El poder del diagnóstico remoto

El sector residencial se ha beneficiado en gran medida de los sistemas de seguridad inalámbricos, que permiten una instalación más fácil y ofrecen una gran variedad de detectores y accesorios, entregando un paquete completo de soluciones de seguridad para los propietarios de viviendas.

Sin embargo, en muchos países las instalaciones cableadas siguen siendo bastante comunes, especialmente en el sector comercial, debido a la necesidad de detectores profesionales y a las altas condiciones de seguridad. Los sistemas híbridos entraron en juego gracias a la introducción de las comunicaciones inalámbricas. La combinación de tecnologías inalámbricas y cableadas puso al alcance de los instaladores una variedad de opciones flexibles y eficientes para instalaciones en lugares que normalmente sería costoso y difícil cubrir con una solución cableada.

Los últimos avances en la tecnología de comunicación inalámbrica bidireccional han permitido la posibilidad de configuración, monitoreo y diagnóstico a distancia de los detectores inalámbricos como una opción conveniente para los profesionales en el campo. Sin embargo, los detectores cableados no gozan de esta ventaja. Estos detectores todavía se "comunican" de forma unidireccional, limitándose a reportar sólo los eventos de alarma.

Puesto que el mantenimiento y diagnóstico a distancia no son una opción para los detectores cableados, cada llamada de servicio requiere literalmente viajar al sitio y abrir físicamente el detector para realizar el diagnóstico y encontrar la solución al problema. Con el tiempo, esto puede costar a los instaladores tiempo y recursos financieros considerables.

¿Y si hubiese algo que les permitiera monitorear los detectores cableados e inalámbricos a distancia? ¿Y si durante el transcurso de una instalación a gran escala, los instaladores pudiesen ajustar los parámetros de los detectores desde un teclado o una computadora portátil, evitando así la ardua tarea de abrir físicamente cada detector?

Aquí es donde los detectores cableados en Bus pueden ser muy convenientes, pues permiten una avanzada comunicación bidireccional entre el panel y el detector para efectuar el diagnóstico, seguimiento y control a distancia de los detectores mediante un cable estándar de alarma de 4 hilos.

Esto esencialmente convierte al detector Bus en un dispositivo "bidireccional cableado" que ofrece todas las ventajas del diagnóstico y solución de problemas en los detectores a distancia con las opciones de comunicación GPRS, IP y PSTN, es decir que los instaladores pueden revisar y ajustar el sistema de seguridad de un cliente a distancia, desde cualquier lugar, incluyendo hasta el detalle más minucioso en un detector específico, ahorrando así valiosas horas de desplazamiento.

La tecnología Bus también permite ahorrar dinero en cableado, mano de obra y tiempo cuando el instalador opta por conectar los detectores en una arquitectura serial en cadena tipo “daisy-chain”, en contraposición a la arquitectura convencional tipo estrella. Se recomienda el cableado en Bus para instalaciones de considerable longitud, como corredores y perímetros, ya que se requiere un solo cable de 4 hilos, en lugar de un grupo masivo de cables propio de la arquitectura convencional.

La serie completa de detectores Bus Grados 2-3, desarrollada por el proveedor de soluciones de seguridad RISCO Group, puede combinarse con paneles de seguridad híbridos profesionales, transformando la clásica solución híbrida en una tecnología de gran alcance "Super Híbrida". Esta plataforma soporta instalación de hasta 512 zonas, así como diagnósticos y control a distancia para instalaciones cableadas e inalámbricas de detectores. Esta innovación permite que los instaladores mantengan niveles de seguridad adecuados mediante tecnologías cableadas cuando sea necesario, y que también cuenten con condiciones óptimas para la instalación y el mantenimiento.

La innovadora y exclusiva tecnología Bus de RISCO Group facilita el monitoreo de los niveles de voltaje de entrada en el detector, los niveles de señal PIR y microondas, los niveles de ruido y la temperatura del detector, así como la realización de pruebas automáticas a distancia. En cuanto a las funciones de control, la tecnología Bus permite que los instaladores ajusten a distancia la sensibilidad PIR y microondas, fijen el rango de microondas, controlen la función de anti-enmascaramiento e incluso apaguen o enciendan los LED del detector. Y todo sin dejar la oficina.

¿Qué significa esto en términos prácticos? Imagínese cambiar los parámetros de un detector de techo instalado a una altura de 8 metros, sin una escalera, o un cajero automático con un detector sísmico que requiere un ajuste de sensibilidad. No es necesario desplazarse hasta el sitio. Todo se puede hacer a distancia, desde cualquier lugar y en cualquier momento.

Un creciente número de instaladores e integradores de todo el mundo está adoptando el moderno Súper Híbrido gracias a la flexibilidad y eficiencia que pueden lograrse mediante la implementación de la tecnología Bus. Debido a la avanzada tecnología que ofrecen los paneles y detectores súper híbridos se logra una óptima instalación profesional, lo que permite a los empresas ahorrar tiempo y dinero en instalaciones, obteniendo así una ventaja competitiva en el mercado.

Sesión

Suscríbase Gratis a Nuestro Boletín

Manténgase actualizado con las últimas tendencias y tecnologías de la industria de la seguridad en su bandeja de email.