TECNOSeguro

El Portal Especializado en Seguridad Electrónica

Miércoles, 28 Agosto 2019

Video verificación de alarmas basada en la nube, mayor eficiencia para los CCTV

Escrito por  Borja Garcia Albi - RISCO VP Latam & Iberia

Las falsas alarmas son uno de los grandes problemas de los CCTV, por esta razón existen sistemas de verificación que, lastimosamente, no siempre funcionan. Hoy en día, gracias al desarrollo de la verificación basada en la nube, el proceso es mucho más eficiente y certero. 

Video verificación de alarmas basada en la nube, mayor eficiencia para los CCTV

Las falsas alarmas representan aproximadamente el 90% de todos los eventos de alarmas. Las centrales receptoras de alarmas y los organismos oficiales de seguridad invierten una importante cantidad de tiempo y de recursos para dar respuesta a este tipo eventos. 

De hecho, los organismos oficiales de seguridad se han visto obligados a implementar la política de “no hay respuesta sin verificación”, debido a los limitados recursos y los recortes presupuestarios. 

En diferentes países como Reino Unido, España y Chile, tienen regulaciones vigentes que hacen obligatoria la confirmación de alarmas para generar una respuesta por parte de los cuerpos policiales, además de multas por falsas alarmas. 

Es por ello que la video verificación de la alarma es indispensable, pero no todos los sistemas son iguales y el resultado final puede variar de uno a otro con importantes consecuencias para el usuario final.  

¿En qué se diferencia la video verificación de un evento en la nube con una solución con grabadores?

Cada segundo cuenta

Tener la verificación de alarma al instante es posible en los sistemas de seguridad que tienen la video verificación integrada basada en una plataforma en la nube. 

Ante una alarma, la central receptora de alarmas recibe la notificación y puede ver en tiempo real la imagen o el clip de video del evento, además de poder contrastarla con la imagen o video del preevento, verificando al instante si se trata de una falsa alarma o si se trata de una alarma real, actuando en consecuencia en ese mismo instante. 

Por el contrario, en los sistemas de alarma que utilizan sistemas con grabadores no integrados, la central receptora de alarmas después de recibir la alarma tiene que acceder a otra aplicación, avanzando y retrocediendo, hasta localizar el momento en que se ha producido para poder verificarla y después actuar en consecuencia.

Esto puede llevar varios minutos, a diferencia de la video verificación del evento. Este tiempo que se gana es clave, en muchos casos, para poder detener a los intrusos o frenar la intrusión.

Imágenes y video siempre disponibles ante cualquier circunstancia

Risco alarma activadaOtro de los problemas de los CCTV es su susceptibilidad a ataques vandálicos: robo, destrucción o violación de los equipos para impedir que cumplan su función.  

Los ladrones lo primero que hacen al entrar en una vivienda o comercio es rociar las cámaras con spray o romper el grabador o el router. También se puede dar el caso de que haya una velocidad limitada en el ancho de banda para transmitir o que corten los cables de la corriente o Internet, en cuyo caso no llegan las imágenes o el video a la central receptora, ya que se corta el acceso al grabador o a las cámaras. 

En estos casos se pierden las imágenes y videos con los que se haría la verificación de alarma, así como toda la utilidad que pudiera tener el sistema completo, ya que en el momento en que más se necesita no sirve de nada.

En estos casos, a diferencia de los sistemas con grabadores, en la video verificación integrada a través de la nube, las imágenes y los clips de video siempre están disponibles para la central receptora de alarmas.

Instalación rápida, ahorro en mantenimientos y clientes más satisfechos

Otra de las principales razones por la que estos sistemas son mejores es la rapidez de instalación gracias a tecnologías como la conectividad P2P, lo que representa ahorro de tiempo gracias a una sencilla configuración de las cámaras, que no requiere la manipulación del router, además de ser una oportunidad única para que los instaladores profesionales entren en el ámbito, cada vez más popular, de las instalaciones de cámaras IP sin ningún tipo de formación adicional o de conocimientos especializados. 

También representa un importante ahorro en visitas de mantenimiento cuando, por ejemplo, el cliente cambia de router o de proveedor de servicios de Internet, ya que no es necesaria la visita de un instalador para volver a configurar las cámaras, a diferencia de los sistemas de CCTV que requieren una configuración especial del router —como por ejemplo la apertura de puertos— con la consecuente necesidad de que un técnico vaya hasta el domicilio del usuario final, tiempo durante el cual este se expone a un robo.

Todo esto supone un mayor confort y seguridad para el usuario final al no tener que incurrir en esperas o costos ante cualquier cambio que tenga en su servicio de Internet.

Privacidad y seguridad 

Risco Borja Garcia AlbiBorja Garcia Albi - RISCO VP Latam & Iberia

La privacidad para el usuario final es de vital importancia cuando se instalan cámaras en instalaciones residenciales. En los sistemas de CCTV este no tiene garantías de que la central receptora o el instalador pueda acceder a las grabaciones y ver momentos privados de los usuarios finales. 

Mientras que en los sistemas con video verificación integrada en la nube la central receptora o el instalador solo tiene acceso a las imágenes o videos del momento que se ha producido el pre-evento o evento de alarma. Estos sistemas, además, cuentan con un mecanismo de seguridad de doble capa entre la aplicación y la cámara. 

Este mecanismo consiste en un cifrado de la información protegida mediante HTTPS y en un token de seguridad que utiliza una clave de un solo uso generada aleatoriamente por un algoritmo criptográfico, lo que ofrece también una protección de posibles ataques de piratas informáticos. 

En resumen, adoptar un sistema de alarma que cuente con una video verificación integrada a través de la nube, en vez de los sistemas tradicionales de CCTV, va a garantizar la gestión del pre-evento y del evento por parte de las centrales receptoras de alarmas, para una respuesta más rápida. 

Otro de los beneficios es la reducción de la vulnerabilidad al tener siempre las imágenes y videos disponibles ante posibles daños de las cámaras o grabadores. También se reduce las incidencias por cambios de IP con un consecuente ahorro en costos de mantenimiento y el aumento de la satisfacción del cliente final. Por último, estos sistemas garantizan privacidad y protección inigualables.

Sesión

Suscríbase Gratis a Nuestro Boletín

Manténgase actualizado con las últimas tendencias y tecnologías de la industria de la seguridad en su bandeja de email.