TECNOSeguro

Expertos Informando para tu Seguridad

Miércoles, 27 Julio 2016

Consejos para la instalación de Alarmas de Seguridad

La compañía alarmasmurcia.online habla sobre las alarmas de seguridad, una solución muy práctica y cada vez más utilizada para evitar los robos en una vivienda o negocio.

Consejos para la instalación de Alarmas de Seguridad

Hace unos años, sólo las casas unifamiliares de alto standing, los grandes comercios y los edificios públicos tenían alarmas, pero hoy en día resultan comunes en cualquier tipo de vivienda.

Sufrir un robo en nuestra propia casa es una experiencia realmente traumática. Para personas que estén preocupadas por esta posibilidad, las alarmas antirrobo constituyen una interesantísima opción, especialmente cuando se producen los mayores picos de robos en viviendas, que son en las vacaciones de verano y en la Semana Santa o los puentes.

Las alarmas antirrobos proporcionan una gran sensación de seguridad, por lo que resultan recomendables para cualquier tipo de vivienda. Existen, básicamente, dos tipos de alarmas: las que están conectadas a una central de seguridad privada y las que no lo están, aunque incluyen elementos disuasorios para los ladrones, como el sonido. El primer grupo requiere una instalación profesional, pero las alarmas que no están conectadas con la central de seguridad privada pueden ser instaladas por el usuario, siguiendo las instrucciones del fabricante.

En cualquier caso, y ante la diversidad de modelos existentes, tendremos en cuenta cuáles son nuestras necesidades en función del tipo de vivienda que queramos proteger, la ubicación que debe llevar la alarma y el radio de acción que necesitamos.

En cuanto a los componentes del sistema de alarma, que pueden ser complementarios entre sí, tenemos los detectores de movimiento, los detectores de apertura de puertas y ventanas, y los detectores de rotura de cristales. Los primeros, dotados de infrarrojos, detectan la presencia de una persona por su movimiento. Los hay tanto de interior como de exterior, y algunos modelos más avanzados pueden incluso diferenciar el movimiento de una persona o de una mascota.

Los detectores de apertura de puertas y ventanas están compuestos por dos piezas magnéticas, de manera que si alguien abre la puerta o la ventana se separan y activan la alarma. Por su parte, los detectores de rotura de cristales funcionan detectando vibraciones, lo que activa el sonido.

Existen alarmas monozona, que sólo protegen una zona de la casa, y multizona, que protegen diferentes áreas. Si la casa tiene dos plantas, por ejemplo, con estos modelos podremos activar la alarma en la primera planta y desactivarla en la segunda, por ejemplo.

A tener en cuenta

Antes de instalar una alarma comenzaremos por revisar cuáles son los puntos de acceso a nuestro hogar, como ventanas, puertas de garaje o las puertas que dan al jardín o a la calle, e incluso el hueco de la chimenea. Todos estos puntos necesitarán un sensor.

También podemos instalar sensores en estancias con objetos de valor y lugares de paso, como escaleras, vestíbulos o pasillos.

Después, deberemos elegir el punto donde colocaremos la caja de alarma o centralita. La centralita es una especie de “cerebro” del sistema. Es el que monitorea y controla al resto de dispositivos y emite las señales, que pueden ser tanto sonoras como luminosas. Esta caja, además, puede activar los avisos a los números de teléfonos seleccionados y puede funcionar con baterías o instalado a la red eléctrica.

Hay que tener en cuenta que debemos elegir un lugar que facilite que el sonido sea fácilmente identificable desde el exterior, ya que su función es alertar a los vecinos que algo está sucediendo en nuestra casa. Instalar la caja de alarma en una pared de la fachada, si se trata de una vivienda unifamiliar, puede ser una excelente opción. Colocar la caja de alarma en un lugar visible también ayuda como elemento disuasorio para los amantes de lo ajeno, pero hay que tener en cuenta que debe ser colocada a una cierta altura, para evitar que pueda ser dañada por los delincuentes. Por el contrario, si la centralista está dentro de la vivienda, puede estar protegida por un detector de presencia.

Alarmas-Murcia-Productos

Una vez tengamos instalada la caja de alarma pasaremos a distribuir los sensores siguiendo las instrucciones del fabricante. Suelen ser magnéticos, por lo que resulta bastante fácil colocarlos en puertas y ventanas. Una vez instalados, si el modelo así lo requiere, tendremos que conectarlos a la caja de alarma realizando el circuito eléctrico correspondiente y después comprobar que funcionan correctamente.

Por último, el teclado de control de la alarma de seguridad debe colocarse dentro de la vivienda y cerca de la puerta de entrada, para que podamos activarlo o desactivarlo fácilmente a través de un código cuando entremos o salgamos a la vivienda. En algunos modelos más avanzados, el teclado puede ser accionado a través de un mando a distancia.

Consejos de utilidad

Las alarmas pueden emitir diferentes tipos de aviso y lo mejor es combinar algunos de ellos. Los más comunes son los acústicos o de sirena. Lo habitual es que funcionen a pleno rendimiento, durante al menos media hora, a unos 110 decibelios, pero si este sonido es exterior deberemos contar con un permiso municipal que certifique nuestra alarma cumple la normativa vigente.

Pero los avisos también pueden ser ópticos, mediante luces, con faros giratorios o flashes parpadeantes, y avisadores. En este último caso, cuando el detector activa la señal de alarma realiza las llamadas correspondientes a los números del propietario o a un centro de recepción de alertas que avisa a la compañía de seguridad privada para su rápida intervención.

Sesión